Higiene Bucal

¿Cómo Elegir el Mejor Irrigador Dental?

Use un irrigador dental ¿para qué? El irrigador dental es una técnica oral que se usa a menudo además del cepillado diario. Elimina los restos de comida o biofim depositado y previene el desarrollo de caries dental. Conoce cómo se usa, cuales son sus beneficios y cómo elegir el mejor irrigador dental.

Los irrigadores dentales inventado por los dentistas de en los años cincuenta, tienen efectos muy positivos sobre la higiene bucal . Estos dispositivos modernos usan chorros de agua que llegan incluso a las áreas más difíciles de alcanzar, como los espacios interdentales. Esta propulsión de agua o soluciones antisépticas también puede masajear suavemente las encías.

Use un irrigador oral: ¿Que utiliza para una boca sana?

El riego por vía oral es particularmente recomendado para los pacientes de los medios portadores de aparatos dentales: la comida sobrante tiende a acumularse alrededor de ciertos anillos fijos. Placa y sarro que promueven el desarrollo de caries dental. Los irrigadores desalojan estas partículas más fácilmente que los cepillos tradicionales.

Otras enfermedades o infecciones como la gingivitis o periodontitis también se pueden prevenir con esta técnica. Los dentistas aconsejan el uso de estas técnicas complementarias a sus pacientes con gingivitis o periodontitis para prevenir la pérdida de algunos de sus dientes . El irrigador dental también es muy útil para reducir el mal aliento , la hipersensibilidad o eliminar las manchas superficiales del esmalte dental. Cuando las tareas tocan las partes internas de la dentina, se hace necesaria una limpieza profesional.

¿Cómo usar un irrigador oral?

  • la presión del chorro de agua para evitar que sus encías sangren …
  • No olvide cepillarse los dientes antes de usar el irrigador.
  • Consulte a su dentista cuando tenga dudas. Él puede darle consejos técnicos para mejorar su uso.
  • Cepíllate los dientes normalmente y usa hilo dental.
  • Llene el tanque del irrigador con agua o enjuague bucal.
  • Coloque la boquilla e inserte el irrigador en su boca.
  • Enciéndalo y dirija el chorro de agua hacia las encías y entre los dientes. Recuerde que puede detenerlo cuando lo desee y ajustar la presión.
  • Lave y seque el tanque y la punta del irrigador después de su uso.
  • Úselo durante al menos uno o dos minutos al día.

Beneficios de Usar un Irrigador Dental

1. Facilidad de uso. Los resultados son bastante óptimos y no tienen un uso complejo. Las instrucciones son claras, cortas y precisas.

2. No hay contraindicaciones. Puede ser utilizado por cualquier persona, independientemente de su edad o problema dental.

3. Existen multitud de modelos, según sus necesidades. Portátil o de mesa, con microburbujas, con control de presión de agua, con varias boquillas según su problema, con tanques de agua de diferentes tamaños, con temporizador y con diferentes precios según sus características . Puede ver aquí una comparación del mejor chorro dental .

4. No es caro. Puede encontrar precios más altos en estos dispositivos que combinan muchas funciones, pero generalmente no es demasiado costoso. Tiene una larga vida y enormes beneficios, por lo que realmente invierte en su salud.

5. No necesitan instalaciones y no ocupan un gran espacio.

6. Necesita poco mantenimiento.

Beneficios del Irrigador Dental

1. Previene la inflamación. Elimina las bacterias de los dientes y las encías al acceder a áreas inaccesibles a través del cepillo de dientes y el hilo dental.

2. Reducir la placa. El sarro, las caries y otras dolencias se alivian y casi se reducen con esta herramienta.

3. Elimina el mal aliento. Obtendrá una boca mucho más fresca y limpia.

4. Elimina las manchas. Si desea dientes más blancos, el irrigador elimina las manchas de la superficie, para obtener una sonrisa más inteligente y mejorar su imagen.

5. Limpia eficazmente cualquiera que sea su tratamiento dental. Ortodoncia, puentes, coronas, implantes … si utiliza uno de estos tratamientos, el irrigador dental se convierte en un complemento perfecto para la higiene dental.

6. Es muy efectivo contra la periodontitis o sangrado frecuente de las encías.

¿Dónde Encontrar el Mejor Irrigador Dental?

Ahora que ya conoces los beneficios de tener y usar un irrigador dental, y estás convencido de comprarlo da clic en el enlace que se encuentra al inicio de este artículo para que conozcas los mejores irrigadores de amazon.

Es uno de los métodos más efectivos para mantener una buena salud bucal y prevenir enfermedades dentales. Hasta hace unos años, este dispositivo solo existía en el consultorio del dentista, pero ahora se puede usar en casa.

El chorro de agua dental es un dispositivo que aplica un chorro de agua a presión (u otra solución) para la limpieza dental y debe usarse después del cepillado habitual.

Sin embargo, a pesar de los muchos beneficios, debemos advertirle que el irrigador dental no es un sustituto del cepillado diario, sino un complemento perfecto para mejorar su higiene. Aunque es compatible con casi todos los pacientes, consulte a su dentista para verificar que puede usar el chorro dental.

¿Cómo Blanquear los Dientes Amarillos ?

Los dientes son amarillos y manchados. La respiración huele mal. Aquí hay cuatro soluciones económicas pero efectivas que debes conocer para saber como blanquear los dientes amarillos, que reducen el resplandor y la durabilidad de los dientes y eliminan el halen.

1. bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es la solución que ha pasado la prueba del tiempo. Además, incluso los fabricantes de pasta dental añaden bicarbonato de sodio a la composición. Debido a las partículas finas, el bicarbonato de sodio es un ingrediente eficaz, que le da a las pastas dentales la capacidad de eliminar las manchas de los dientes, lo que contribuye a la pérdida de brillo.

Modo de empleo . Puede usar bicarbonato de sodio diariamente, poniendo una pequeña cantidad en el cepillo de dientes. Al cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio, abandone la pasta para evitar exponer sus dientes a una acción abrasiva excesiva. Luego cepilla tus dientes como de costumbre, hasta que el agua esté limpia. Es como una abdominoplastia. Puede comprar bicarbonato de sodio en el supermercado o en la farmacia.

2. jugo de limón

El jugo de limón es fuertemente ácido, ideal para blanquear dientes manchados y amarillos. Además, el jugo de limón es perfecto para reducir la capa de sarro y combatir el halen. El jugo de limón es una valiosa fuente de vitamina C, que ayuda a fortalecer y proteger las encías.

Modo de empleo . Simplemente lávese los dientes con jugo de limón fresco. Cepille suavemente, luego enjuague con abundante agua. ¡Atención! Aplique a esta solución para blanquear los dientes solo dos veces por semana, porque el jugo de limón es fuertemente ácido y existe el riesgo de afectar el esmalte dental.
Incluso puedes hacer un tratamiento de blanqueamiento dental. Para esto, mezcle 75 gramos de bicarbonato de sodio con el jugo obtenido de medio limón de tamaño mediano. Con esta pasta cepíllate los dientes todas las mañanas durante una semana.

3. Carbón vegetal

El carbón vegetal se usa en muchos países en lugar de pasta de dientes. Un ejemplo es India, donde el blanqueamiento dental se ha mantenido durante mucho tiempo de esta manera natural.

Modo de empleo . Puedes usar carbón en polvo. Para hacer esto, cepíllese los dientes normalmente, sin pasta de dientes, porque existe el riesgo de aumentar el efecto abrasivo en el diente. También puede mezclar carbón vegetal con unas gotas de jugo de limón o agua para hacer una pasta muy fácil de usar. ¡Cepilla tus dientes! Esta mezcla se recomienda solo dos veces por semana. Puedes comprar carbón en la farmacia.

4. Pasta preparada en casa

Para un diente impecable y brillante, prepare en casa una pasta de dientes bio, utilizada como máximo dos veces por semana.

Modo de empleo: Remoja el pincel en arcilla verde o bicarbonato de sodio. Agregue unas gotas de aceite esencial de limón o mandarina. Cepille sus dientes y enjuague con una infusión de menta. Todos los ingredientes están disponibles comercialmente.